jueves, 29 de mayo de 2008

Star Wars en dibujos animados

No sé cuántos habréis vivido con la melodía de los Ewoks pegada en la cabeza o con la imagen de C-3PO , R2 y un malo de color verde en mente, pero yo sí, sin saber de dónde había sacado esa imagen, sabedor de que no había sido sólo producto de mi imaginación.

Otros han hecho antes que yo un excelente trabajo de crítica a estos desconocidos trabajos relacionados con la saga de George Lucas, así que me limitaré a remitiros a ellos:


Comenzamos con mi favorita, la serie Droids (no estoy seguro de que en España se tradujera por "Droides"), siendo ésta su intro:


Tengo un par de capítulos sueltos, pero espero que la editen en España en DVD, porque es toda una frikada. xD


Tampoco tengo la serie Ewoks, pero sí el DVD con las 2 películas de acción real: Caravana de Valor y La Lucha por Endor. De todos modos, aquí tenéis la famosa intro:



Tampoco podemos olvidar la serie de las Clone Wars (Las Guerras Clon), cuyas 2 temporadas se venden independientemente o conjuntamente en DVD:


Todo fan de Star Wars debería, al menos, echarles un vistazo... ^^

S.W.O.R.A.

Según me ha informado el propio Gerald Home, ya está online la web de la SWORA (Star Wars Outer Rim Alliance), a la que HoloRed Estelar está invitada.

Éste es el mensaje de bienvenida:



Por cierto, el avatar usado por Gerald lo dibujé yo. ^^

domingo, 25 de mayo de 2008

Día del Orgullo Friki

Como cada 25 de mayo, celebramos el conocido como "Día del Orgullo Friki" en conmemoración del estreno de Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza.

Conozco a muchos que no gustan de autodenominarse frikis, pero cuando sabes que no es despectivo (aunque entre nosotros lo usemos despectivamente en tono de coña), lo aceptas y es una buena manera de reírte de ti mismo. Además, el mayor problema es la negación. Acordáos de los tiburones de Buscando a Nemo... xD
Otros, sin embargo, lo celebran a lo grande, como si de un Fin de Año Friki se tratara; sin olvidarnos de aquellos que comenzaron la movilización en España.

Para las III JEHES preparé un monólogo (que más tarde rescataría para la Fiesta Star Wars en la discoteca Luché) sobre los diferentes tipos de frikis. En otra ocasión lo recuperaré para publicarlo aquí.

Ejemplo de estantería de friki (la mía):
con un solo un trocito apreciamos gran variedad de DVDs de temática friki, la maqueta de un DeLorean y el ajedrez y la varita mágica de Harry Potter.


Hay que ser friki para comprarse los juguetes de tu propia película...


Los protagonistas de Star Wars, en una convención friki.
Podemos vislumbrar a Steve Sansweet disfrazado de Obi-Wan al fondo a la derecha.


Enjuto Motamuto, ¿no había un póster más friki para decorar tu habitación?

Para finalizar, os recomiendo que le echéis un vistazo a este corto, el oficial del Día del Orgullo Friki:

viernes, 16 de mayo de 2008

El héroe de las mil caras

Decía Marshall Mcluhan que "El medio es el mensaje". Parece que George Lucas está de acuerdo con esto y se ha empeñado en hacer que el cine sea un mensaje en sí mismo. Lucas ofrece en cada nueva película el mejor espectáculo que la tecnología puede dar. Si hay una nueva cámara digital más potente es seguro que Lucas la está utilizando. Si hay un programa informático que sea capaz de hacer mejores animaciones, los trabajadores de ILM lo usan inmediatamente. La creatividad frente a la destrucción, el lado luminoso frente al lado oscuro, éste parece ser el mensaje que quiere transmitir Lucas con sus películas. Hay que quitarse el sombrero ante el trabajo que han realizado todos los diseñadores y animadores de "La venganza de los Sith". El mundo sería mucho más aburrido y gris sin ellos.

La saga galáctica de Star Wars comenzó en años en los que en Hollywood estaba de moda el cine hiperrealista. George Lucas, a contracorriente, se empeñó en contar una historia de carácter mítico ambientada en un mundo "irreal". Contrariamente a lo que pueda pensarse, la literatura fantástica no es siempre un escape de la realidad; sino que, en ocasiones, se convierte en un estudio profundo acerca del alma humana. El profesor José Miguel Odero comenta acerca de "Los cuentos de Narnia": "En estos relatos Lewis consigue lo que para él es la función esencial de este tipo de literatura: revelar desde un mundo paralelo al nuestro el sentido de la existencia humana". Tolkien defendía este tipo de narrativa fantástica afirmando que "hay algunas verdades humanas que sólo pueden expresarse a través de mitos fantásticos, del mismo modo que hacemos poesía para comunicar lo que de otro modo sería imposible contar". Esta es, también, la razón por la que los adultos crean cuentos fantasiosos para educar a los niños. Gracias a los personajes e imágenes simbólicas que se transmiten en estos cuentos los pequeños pueden interiorizar enseñanzas morales que de otra forma les sería imposible comprender. ¿Qué mejor forma de ver la deshumanización a la que lleva la maldad que teniendo delante a un personaje como Darth Vader?, mitad hombre, mitad máquina. ¿Cómo se pueden mostrar mejor los disfraces que utiliza la maldad humana que viendo la cara deformada del canciller Palpatine?: un hombre que se comporta de forma noble y amable; y que por dentro es, en realidad, un monstruo con ansias de dominar el mundo entero.

Lucas pasó dos años estudiando mitos de todas las culturas del mundo antes de hacer el guión de Star Wars. El interés por la antropología surgió en Lucas tras leer el libro "El héroe de las mil caras" de Joseph Campbell. Este autor defendió, durante su vida, la teoría de que la mayoría de los mitos antiguos son, en realidad, manifestaciones de una misma historia, que sirvió de base durante milenios para la educación emocional de hombres de todas las culturas de la tierra. La historia se fue extendiendo por todos los confines del planeta porque transmitía unas verdades eternas acerca del alma humana. Con el nacimiento de la ciencia empírica se fue arrinconando el conocimiento que se transmitía en estos mitos porque se consideraron fruto de la ignorancia de pueblos primitivos y salvajes. La teoría de Campbell se puede resumir así: Einstein descubrió algunas de las más complejas leyes de la física, pero, ni pidiendo ayuda a Freud, fue capaz de encontrar una solución para evitar la guerra que provocó Hitler. La personalidad de Hitler, Stalin o Pol Pot… es un misterio para la ciencia actual, pero no lo era para los "primitivos" e "incultos" hombres que vivieron siglos antes de Jesucristo. ¿Por qué?. Pues porque una historia mítica les había instruido muy bien sobre los individuos como Hitler. ¿Qué se contaba en esa historia? Vamos a verlo.

Aunque la estructura de este mito ancestral propuesta por Campbell es más compleja, se suele resumir su desarrollo en 12 etapas:

1-El mundo ordinario.
2-La llamada a la aventura.
3-El rechazo de la llamada.
4-El encuentro con el mentor.
5-La travesía del primer umbral; los guardianes.
6-Los aliados, los enemigos, las pruebas.
7-Internamiento en la caverna más profunda.
8-La odisea o calvario. Muerte y resurrección.
9-La recompensa: el elixir sagrado del conocimiento.
10-Regreso con persecución. Gran lucha final.
11-Nueva resurrección.
12-El retorno con el elixir del conocimiento.

En la historia mítica un héroe debe emprender una aventura porque algo altera su vida cotidiana llamándole a realizar una gran misión (rescatar a un unicornio encerrado, conseguir el vellocino de oro...). En Star Wars R2D2 trae un mensaje de la princesa Leia pidiendo ser rescatada de las garras del Imperio. La princesa y el unicornio son símbolos de la libertad que ha sido eliminada por un tirano que está esclavizando al pueblo mediante un sistema político dictatorial. Solo si el héroe vence al tirano la libertad podrá salir de la alta torre en la que fue encerrada. En "Titanic" es Rose quien ha sido privada de su libertad por unas normas sociales rígidas que la impiden elegir marido. En Matrix es toda la raza humana la que vive cautiva de las máquinas. En el mito germánico de Sigfrido, el dragón guarda el tesoro de los nibelungos y un anillo que es fuente de poder infinito (Tolkien se inspiró en este mito para escribir "El señor de los anillos").

Es común que la aventura haya sido anunciada por una profecía. En esta profecía se afirma que el héroe tiene un origen divino (Dios fecunda a una virgen) o tiene sangre real en sus venas (Luke es hijo secreto de la princesa Padme). Así se remarca la grandeza de la personalidad del protagonista y la santidad de su misión (en el Episodio I, Lucas describe a Anakin como hijo de una mujer virgen)

Es obvio que todos los evangelistas cristianos intentaron identificar a Jesucristo como el héroe profetizado que planteaba este mito ancestral. Todas las falsificaciones que la Iglesia ha hecho para intentar encajar con calzador a Jesús con el personaje pueden consultarse en el magnífico libro "Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica" de Pepe Rodríguez. Como muestra un ejemplo: al nacer Jesús no cumplía ninguno de los requisitos profetizados: ni tenía sangre real, ni nació en Belén, como decía, concretamente, la profecía judía, ya que era de Nazareth.

La profecía que anuncia el enfrentamiento con el tirano puede llevar a éste a intentar matar al héroe cuando aún es un niño. Rea, la madre de Zeus, impidió que su hijo fuera devorado por su propio padre, Cronos. La argucia consistió en dar a comer a Cronos una piedra envuelta en los pañales del niño. El padre de Krishna lo libró de una muerte segura a manos del déspota rey Kamsa. Moisés escapó del asesinato de niños hebreos ordenado por el faraón gracias a que su madre lo colocó en una cesta y lo dejó a la deriva en el Nilo. Según Mateo (y solo según este evangelista) Jesús se libró del asesinato de los Santos Inocentes provocado por Herodes. No existe ni un solo hecho histórico que confirme esta afirmación. En Star Wars, Luke y su hermana Leia son escondidos para que permanezcan alejados del peligroso Darth Vader, su padre.

Al principio puede que el héroe se resista a realizar su misión. Todo cambio trae consigo un salto a lo desconocido que provoca incertidumbre. Los hombres somos animales de costumbres y podemos ser cobardes y negarnos a abandonar nuestro mundo ordinario por doloroso que sea. Nuestras resistencias al cambio son grandes, como bien suelen decir los psicólogos al referirse a los "mecanismos de defensa". Al principio de Matrix, Neo debe elegir entre ser detenido por la policía o escapar por la fachada de un gran edificio. El miedo y el vértigo pueden con él y elige ser arrestado. La superación de la gravedad es un símbolo que los hermanos Wachosky utilizan para plasmar en imágenes el progreso de "el elegido" en su viaje. Morfeo enseña a su pupilo a luchar haciendo piruetas acrobáticas y a saltar entre los rascacielos de la ciudad. En el final de Matrix, Neo acaba literalmente volando, en plan Superman, por encima de los edificios, tras vencer totalmente su vértigo y su "miedo a la libertad".

El héroe llega a un estado límite en el que comprende que ya no puede seguir negándose a ver que su realidad cotidiana ha sido alterada de tal forma que exige una profunda restauración. Huir del problema solo conseguirá aumentarlo a la larga. Así, nuestro protagonista comienza un viaje simbólico a través de un lugar mágico que representa las profundidades del alma humana (un gran lago, un laberinto, una cueva profunda, un bosque tenebroso, una lejana galaxia…)

El héroe encuentra a un anciano sabio o mentor (un gnomo, Obiwan, Yoda, Morfeo, Merlin el mago, Gandalf, V de Vendetta…) que le ayudará en su lucha, adiestrándole en los secretos de la vida. El mentor suele dar a su pupilo un arma o talismán para defenderse de las bestias (un ovillo para salir del laberinto del minotauro, zapatos voladores, un conjuro, las bellotas y la varita mágicas de Willow, los sofisticados aparatos que Q construye a James Bond). En Star Wars Obi-wan da a Luke una espada láser, a modo de Excalibur. Según Campbell, el mentor es un símbolo de que toda persona que se lo proponga puede encontrar, dentro de su propia mente, respuestas a las preguntas más importantes acerca del ser humano. Eso si, se requiere voluntad, esfuerzo y dedicación para ir superando las barreras psicológicas internas que nos impiden adentrarnos en las profundidades de nuestra mente. Es imprescindible que el protagonista complete bien su entrenamiento ya que si no lo hace se expone a fracasar en su misión (tal y como le pasa a Luke). Solo los que tienen un conocimiento total de sí mismos pueden enfrentar con éxito la tarea, ya que el demonio es muy astuto y es fácil caer vencido o engañado entre sus garras. El mentor suele morir o desparecer dejando solo al héroe (Yoda muere, V de Vendetta es asesinado, Morfeo es capturado por los hombres negros en Matrix, Gandalf y Obi Wan se autoinmolan…) Esto refuerza la idea de que los hombres, al final, debemos enfrentarnos solos a la vida. Por muchas lecciones que nos den los demás, a la hora de la verdad, somos absolutamente libres para elegir el camino del bien o el camino del mal (¿comprenderán esto algún día los psicólogos conductistas?) Además, como muy bien nos enseñó Gary Cooper, cuando las cosas se ponen feas muchos amigos suelen desaparecer y uno acaba encontrándose "Solo ante el peligro".

Para entrar en el mundo especial el héroe debe enfrentarse a unos guardianes que le impiden el paso. Puede vencerlos luchando o también puede engañarlos con alguna treta. Estos "guardianes del umbral" representan las neurosis internas que nos impiden avanzar en nuestro propio autoconocimiento. Es imprescindible superar estos mecanismos de autodefensa para no dejarnos engañar por ellos y así poder ver la realidad tal y como es. Los "guardianes del umbral" pueden tener también otra importante función: chequear al protagonista para saber si puede pasar a la siguiente etapa de auto-conocimiento. En el budismo es habitual que el maestro no deje pasar al alumno a fases superiores si no comprueba que está preparado, con el fin de evitar posibles traumas en la personalidad del aprendiz.

En nuestra vida ordinaria algunos de nuestros conocidos pueden actuar también como guardianes del umbral. Puede que ellos se hayan acostumbrado a aprovecharse de nuestros defectos y vean la posibilidad de un cambio en nosotros como un peligro para su status. Así que deberemos superar su oposición si queremos avanzar en nuestro en nuestro desarrollo personal. No es tan importante derrotar a los guardianes como "incorporarlos" y superarlos. Es decir, el trabajo del héroe es meterse en la piel de ellos y, así, comprender cómo son y qué artimañas utilizan para engañar. De esta forma, es como el protagonista consigue avanzar en el conocimiento del alma humana y aprende a no dejarse manipular. Más que luchar abiertamente, el héroe acaba siendo más astuto que los embaucadores y así puede evitarlos y superarlos.

Un tipo especial de guardián del umbral es "el egoísta". Este personaje es un avaro que obstaculiza el camino del héroe (Waba el Hut, Sebulba, Wato…). Este tipo puede simbolizar que la codicia es una de las mayores trabas que el hombre puede encontrar dentro de sí en el camino hacia el heroísmo y el autoconocimiento.

El umbral suele consistir en una puerta, un puente, una muralla etc... En Matrix, Neo debe reunirse con Trinity debajo de un puente en una noche lluviosa. Los hermanos Wachowski relacionan, de esta forma, la iniciación de Neo con el bautismo. Superado el umbral, el protagonista entra en el lugar mágico y descubre que está habitado tanto por individuos amigables como por criaturas deformes y peligrosas que simbolizan el mal (dragones, ogros, minotauros, Darth Vader, Palpatine…) En ocasiones estas criaturas tratan de seducir al protagonista para que éste se les una o para destruirlo (las sirenas intentan atraer con sus cantos a Ulises, Orfeo y Jasón tal y como Palpatine tienta a Anakin). Uno de los trabajos más importantes que el protagonista debe completar es aprender a diferenciar en quien puede confiar y en quien no, en este mundo especial. Es decir, debe aprender a diferenciar el bien del mal, y a distinguir si los demás son buenas o malas personas. Sus encuentros y enfrentamientos con estos seres permiten conocer las reglas que rigen en este universo y preparan para las feroces luchas que aguardan en el camino.

Es frecuente que el héroe entre en una cantina; cuyos moradores componen un microcosmos reflejo, en pequeño, de todos los habitantes del mundo especial. En este lugar abundan los sujetos peligrosos y deseosos de bronca. ¿Quién puede olvidar aquella cantina en la que Luke conoce a Han Solo, y en la cual Obiwan empieza a demostrar lo gran guerrero que es? Las cantinas de los westerns suelen ser el lugar donde surgen gran número de enfrentamientos y tiroteos. En el cine se ha hecho tradicional introducir un tema musical específico para la ocasión. Imposible olvidar a la banda de alienígenas que tocan dentro de la cantina de Star Wars; o la maravillosa canción que sume en la melancolía a Humphrey Bogart en el Rick Café.

En ocasiones, el héroe va a consultar el futuro a un oráculo. Es frecuente que el oráculo tenga espejos o bolas de cristal en los cuales se puede ver reflejado el porvenir. Esta parte de la aventura no tiene nada que ver con fenómenos sobrenaturales. En realidad, lo que remarca es el hecho de que el héroe debe conocer a su enemigo si quiere vencerlo; y que solo puede entenderlo aprendiendo a auto-observarse a sí mismo, como si se mirara en un espejo. En Matrix, los hermanos Wachowski hacen que Neo comience su aventura, tras su libre decisión de tomar una pastilla, atravesando un espejo (homenaje también a la Alicia de Lewis Carroll). El niño Buda le enseña a Neo que todo lo que percibimos son solo reflejos de algo que está dentro de nosotros (lo que vemos no es la cuchara real, sino una imagen en nuestro cerebro; al igual que la bondad y la maldad que vemos en los demás son solo una sombra del bien y del mal que están en nuestro interior). Además, cada vez que Neo toma la determinación de avanzar (o retroceder) en su autoconocimiento aparece reflejado en retrovisores de motos, espejos, gafas, tiradores de puerta, cucharas... Los oráculos no suelen hablar con mucha claridad ya que, en realidad, es el héroe el que debe ver el futuro. Solo podemos conocer lo que está dentro de nosotros, y debemos mirar ahí para entender a los demás y, así, poder prever como se comportarán. En Matrix el oráculo tiene la frase "Conócete a ti mismo" colgada en la pared de la cocina. Durante la película, Neo pelea ininterrumpidamente contra el señor Smith sin lograr vencerlo nunca. Solo cuando adquiere el don de la clarividencia (ve el código fuente verde de Matrix) Neo comprende que luchar es inútil y que lo que debe hacer es introducirse "literalmente" dentro de su adversario. Al "incorporarlo" puede entenderlo, trascenderlo y superarlo. En Star Wars, una de las características que define a los jedis es su capacidad, desde niños, para tener premoniciones acerca del porvenir. En resumen, este encuentro con el oráculo vuelve a incidir en la idea de que todo el viaje del héroe es, en el fondo, un recorrido interior gracias al cual se llega a conocer a los demás y se aprende a no dejarse engañar o manipular por ellos. En palabras de Antón Chéjov: "todo lo que ha aprendido sobre la naturaleza humana lo he aprendido de mí mismo".

Puede que el héroe se encuentre en su camino con otro personaje que se caracteriza por ser un sinvergüenza sin credo ni bandera (el ladrón Madmartigan en Willow, Han Solo el contrabandista..) Este personaje terminará comprometiéndose en la misión y ayudará al héroe en su lucha contra el demonio. Lo más probable es que este caradura represente la parte irresponsable que hay dentro de todo hombre. Sin renunciar a esta parte, no se puede lograr una profunda maduración personal.

También es frecuente que el héroe sufra la traición de algún aliado. Cualquier personaje de la trama puede ser este embustero, incluso el mentor. Este impostor se une a las fuerzas del mal y puede llegar a provocar que los villanos venzan la guerra y dominen el mundo. El traidor puede adoptar la forma de una figura seductora y atractiva que con su encanto ciega y arrastra al protagonista al abismo. Es el caso del hombre o mujer fatal tan frecuente en el cine ("El ángel azul", "Fuego en el cuerpo", "Presunto inocente"…). El mismísimo sabio Mago Merlín fue incapaz de resistirse a los encantos de la bella Nimue. Esta mujer sonsacó a Merlín todos sus conocimientos y luego lo encerró en una cueva, donde se supone aún sigue el mago esperando a ser rescatado. En Star Wars, es el canciller Palpatine el que seduce a Anakin inflando su ego e instigando su soberbia. Finalmente, Anakin se convierte en el traidor, aunque se redime en el Episodio VI. En El Señor de los Anillos" es el Gollum quien simula ser un aliado y, finalmente, engaña y traiciona a Frodo. En Matrix, Cifra prefiere, masoquistamente, vivir como un esclavo de las máquinas. Es decir, elige la alienación a la libertad; y por ello vende a sus amigos.

Los papeles son totalmente intercambiables. Un amigo puede volverse enemigo o viceversa; un mentor puede convertirse en un embaucador etc. El mensaje parece ser que nada es fijo en la vida. Todos podemos cambiar y convertirnos en el futuro en lo contrario de lo que somos. Tomemos como ejemplo la película "El silencio de los corderos". En ella un mentor (Anibal Lecter) ayuda a una mujer (Clarice Sterling) a enfrentar sus problemas personales y convertirse en una buena policía. Lecter es un psiquiatra que, seducido por el mal de sus pacientes, se ha convertido en un psicópata caníbal. Ahora el mentor caído intenta salir del abismo volviendo a ser un buen psiquiatra al ayudar a Clarice a superar los traumas que arrastra desde su infancia. Una vez más nos encontramos ante la afirmación de que los hombres somos libres para elegir el bien o el mal en cualquier momento de la vida.

El héroe marcha y encuentra la guarida de la bestia. Esta parte simboliza que el protagonista debe ir hacia dentro de sí mismo y no hacia afuera para llegar a un auto-conocimiento más profundo. Hasta ahora se ha enfrentado a defensas neuróticas que le han ido poniendo obstáculos en su camino hacia la sabiduría. Ahora las resistencias psicológicas son mucho mayores; podríamos calificarlas de casi psicóticas. Por ejemplo, en El Señor de los Anillos los dominios del malvado Sauron están defendidos por una gigantesca muralla prácticamente inexpugnable. Frodo solo puede penetrar en la fortaleza a través de un angosto y escarpado camino que conoce el traidor Gollum. Este camino está protegido por un mortífero "guardián del umbral": la gran araña.

El héroe, por fin, consigue entrar en la fortaleza del demonio. Luke se cuela en la Estrella de la Muerte tal y como el héroe del mito era tragado por una ballena o monstruo; o entraba en un laberinto. El protagonista se enfrenta a la bestia y, entonces, descubre la gran verdad: la misma naturaleza del demonio tenebroso está también, en potencia, dentro de él. Darth Vader confiesa a Luke que es su padre. Este es, sin duda, el momento más importante de toda la historia. El objetivo del viaje es llegar a este punto en el cual el protagonista se hace consciente de su propia capacidad para hacer el mal. La auténtica misión del héroe es ahora revelada: debe llegar a conocer en profundidad como él mismo puede hacer el bien o el mal; solo así podrá saber como debe actuar en la vida. Únicamente una persona sabia, que se conoce totalmente a sí misma, puede comportarse de una manera inteligente. En el Episodio V de Star Wars Luke se mete en un bosque tenebroso en el cual lucha contra Darth Vader. Tras vencerlo, Luke comprueba desconcertado que tras la máscara de Darth Vader se oculta su propio rostro.

Llegado a este punto, el héroe debe elegir entre unirse al mal o rechazarlo. En El Señor de los Anillos Frodo sucumbe y cae bajo la influencia del anillo de poder. Luke, prefiere rehusar a todo egoísmo e intenta suicidarse, tirándose al vacío para no unirse a su padre. Un hombre debe "matar" las partes negativas de su interior para poder renacer como un nuevo ser. Sin realizar ese esfuerzo interior no se puede llegar a la renovación del espíritu. Si se niega a unirse al mal, el héroe renace de sus cenizas y resurge como un nuevo hombre más sabio y completo (Jonás sale de la ballena). En este momento el protagonista se adueña del elixir del conocimiento sagrado. El héroe recibe el don de la intuición y la sabiduría. A partir de ahora ya nadie podrá engañarle. Adquiere una conciencia verdadera del mundo y de sí mismo. Caen todos los velos y ve el mundo tal y como es. Además, reconoce todas las ocasiones en que él mismo se ha comportado de una forma estúpida o malvada. Aunque también puede ocurrir que algún pequeño detalle salga mal. El héroe germánico Sigfrido, tras matar al dragón Fafner, se bañó en su sangre. Eso le hizo inmune a todo ataque. Pero tuvo la mala suerte de que una hoja de tilo se quedará pegada a su espalda y eso fue la causa de que solo esa zona, no bañada por la sangre, fuera vulnerable. Nótese el paralelismo con el talón de Aquiles en la mitología griega. Y no olvidemos que hasta el todopoderoso Superman tiene un punto débil: la Kriptonita.

El héroe puede vencer a la bestia en un feroz combate o puede hacerlo con una astuta treta (eliminación de las defensas de la nave imperial, Willow engaña a la bruja Bavmorda con el sencillo truco del cerdo) También cabe la posibilidad de que rescate a la princesa sin luchar y que, escape siendo perseguido por el villano. Esto recalca la idea de que las personas malvadas son vengativas y nunca perdonan el no salirse con la suya o ser burladas. El villano alcanza al protagonista y se enfrenta a él en un combate a muerte. Esta pelea viene a ser una especie de examen final en el que el héroe debe demostrar que ha aprendido bien la lección al lo largo de todo su entrenamiento anterior. Puede ocurrir que el protagonista esté a punto de ser vencido y resurja de sus cenizas logrando finalmente vencer al malvado. Es el símbolo de un nuevo renacimiento interior en el que el héroe demuestra ser un hombre totalmente nuevo. En Matrix, Neo muere literalmente y resucita tras el beso que le da Trinity. Es decir, es el amor el que hace que el héroe pueda resucitar cambiando su visión del mundo por completo. O como pasa en los cuentos de hadas: el sapo solo logrará convertirse en príncipe si se hace merecedor del cariño y el beso de la princesa. Démonos cuenta de que la muerte y resurrección de Jesucristo, tal y como está contada en los Evangelios rememora el antiguo mito. Por desgracia, la filosofía original de defensa del amor es transformada en el cristianismo en su contrario: en alegato del masoquismo autodestructivo que Jesús predicó ("si te pegan en una mejilla, pon la otra").

Tras la victoria el protagonista vuelve al mundo ordinario trayendo consigo profundos conocimientos (el elixir de la inmortalidad) acerca del ser humano que serán útiles para todo aquel que quiera escucharle. El héroe, en principio, solo quería liberar a la princesa pero al tener que enfrentarse a su malvado guardián acaba conociéndolo de un modo tan profundo que reconoce su maldad también dentro de sí mismo. Es decir, su conocimiento de la bestia hace que se amplíe su propia conciencia interior y así se logra un cambio personal.

Pongamos un ejemplo sacado de una película "mítica": "Centauros del desierto". Ethan (John Wayne) debe rescatar a su sobrina Debbie de las garras de los salvajes indios que la han raptado. Este hombre siente un odio "animal" hacia los malvados indios. Ethan entra en territorio enemigo (se introduce en el laberinto) y, tras años de búsqueda y lucha, encuentra a Debbie convertida en lo que más aborrece: una india. Su primer impulso es matarla, pero entonces ocurre algo. De repente, Ethan tiene una revelación interior: él es tan malvado como los indios a los que tanto desprecia. El odio le ha corrompido hasta el punto de matar a lo que más quiere en el mundo: su sobrina. Entonces Ethan toma la dura decisión de extirpar toda esa parte racista que hay dentro de él y no mata a la muchacha. Así puede renacer como una nueva persona más equilibrada y sabia. Se puede argumentar que el guión tiene un fallo ya que Ethan, aunque aparenta cambiar, en el fondo no lo hace. Perdona la vida a Debbie solo por ser su sobrina, es decir, lo hace por un sentimiento egoísta. Pero lo innegable es que la intención del guionista ha sido la de reproducir la estructura argumental del antiguo mito.

Pero puede ocurrir lo contrario, es decir, que el héroe sucumba a las fuerzas del abismo convirtiéndose en un demonio malvado. En este caso, el héroe se encierra en su propio egoísmo, se infla de soberbia y se convierte en el tirano malvado que juró combatir al principio de la aventura. Sigfrido, tras matar al dragón Fafner, se quedó con el tesoro y el anillo de poder que éste custodiaba en su cueva. Irremediablemente, la maldición del anillo cayó sobre el héroe. A Sigfrido se le subió la victoria a la cabeza y quiso casarse con Crimilda la hermana del gran príncipe Gunter ¿Qué menos que una princesa de sangre azul para el gran héroe mata-dragones? Los engaños que tuvo que realizar para casarse con la princesa llevaron a Sigfrido a ser el objeto de una implacable venganza por parte de la reina Brunilda de Islandia. Por órdenes suyas, mataron a Sigfrido clavándole una lanza en su único punto vulnerable. Nótese la similitud del tesoro y el anillo maldito de los nibelungos con el tesoro de Cortés en "Piratas del Caribe". Quien, por avaricia, se adueña de las monedas de Cortés está condenado a vivir como un muerto viviente hasta que no las devuelva. Nótese también el parecido con la historia de "La bella y la bestia". En ella, un príncipe se vuelve una terrible bestia por una maldición en castigo a su malvado comportamiento. El hechizo no dejará de surtir efecto hasta que el príncipe cambie su personalidad egocéntrica.

Los guionistas de la película Beowulf (2007) se han tomado la licencia de cambiar partes del poema original del siglo VIII para hacerlo más similar a la historia de Sigfrido. El héroe Beowulf tras matar al monstruo come-hombres Grendel debe enfrentarse a su vengativa madre. En la película la malvada madre bruja del poema original es transformada en una atractiva criatura mitad mujer, mitad serpiente. Esta seductora criatura, con su belleza y sus promesas de poder y gloria, logra rendir al héroe a sus pies. Fruto de su relación amorosa nace un dragón malvado que aterroriza a los habitantes de la región. De esta forma, el incansable héroe luchador acaba convirtiéndose en un rey poderoso y destructivo que solo es capaz de traer al mundo a las mismas criaturas aborrecibles contra las que antes luchaba.

Lo que los guionistas de Beowulf han pretendido es, evidentemente, es relacionar la caída del héroe con la visión bíblica de la seducción de Adán por parte de Eva. La serpiente fue venerada durante siglos como una diosa debido a su capacidad de mudar la piel, símbolo de resurrección. La serpiente representaba a la madre naturaleza con su capacidad de regenerarse eternamente. Joseph Campbell afirma que el paso de la serpiente desde diosa hasta demonio comenzó con el nacimiento de las primeras ciudades-estado de Mesopotamia. Según Campbell, estas ciudades trajeron consigo a los primeros reyezuelos y dictadores cuyas ansías de poder les llevaban a querer ser dioses vivientes. Lógicamente, la existencia de otros dioses hacía que su poder pudiera ser ensombrecido, incluso negado. Por ello, estos reyezuelos transformaron a la diosa serpiente en algo malvado y demoníaco. Así, la madre naturaleza sufrió una degradación moral provocada por la soberbia de aquellos primeros dictadores. La criatura seductora de Beowulf también es descrita como un "ser del agua", con las connotaciones que este elemento tiene como precursor de la vida. El Antiguo Testamente recogió esta visión negativa de la serpiente y de la mujer en el relato de Adán y Eva. De todas formas, la Iglesia ha conservado parte de este antiguo culto a la madre naturaleza en la veneración que profesa a la Virgen María, "la madre" de Jesús. Esta visión que tenía Joseph Campbell acerca del tema sin duda estaba motivada por su enorme simpatía personal hacia el budismo y las filosofías de corte ecologista. Los guionistas de Beowulf proponen un punto de vista muy diferente al de Campbell. Su visión es más cercana a la bíblica, según la cual la serpiente representa la tentación demoníaca que hace que los hombres incumplan los mandatos morales de Dios. En este caso, Beowulf deja de cumplir su misión al caer bajo la tentación del atractivo de la carne y del ansía de poder personal. Así el héroe pierde su integridad moral y se convierte en la bestia que antes combatía.

En Star Wars Anakin debe decidir entre su deber como Jedi (defender la libertad política) o perder a su mujer. Anakin decide no desprenderse de su posesión más preciada. A partir de ese momento, los demás ya no son serán nunca más seres humanos libres e iguales, sino cosas sobre las que él puede ejercer su derecho de propiedad. El deseo de poseer le lleva entonces al ansía por dominar toda la galaxia. Así se une al Imperio, es decir, se une a la máquina legal y militar que anula las libertades de los individuos convirtiéndolos en esclavos del gran sádico dominador: el Emperador. Al final de la saga Anakin toma la decisión de suicidarse para salvar la vida de su hijo, y destruir el Imperio. Es decir, Anakin se libera de su egoísmo y hace un acto supremo de bondad, convirtiéndose así en el héroe que no fue y en el mesías anunciado por la profecía. ¿Hubiera sido más coherente que Darth Vader no hubiera salido nunca del lado oscuro?. Como el mismo Yoda dice: "quien es seducido por el lado oscuro de la fuerza ya no da marcha atrás jamás". ¿Luke debió resolver la situación por sí solo?. ¿Es posible que Anakin y Anibal Lecter puedan cambiar?. Mi modesta opinión es que, si bien no es algo imposible, es muy improbable. ¿Cambiaron Hitler, Stalin, Pol Pot, Trujillo, Sadam, Mussolini, Bokassa, Amin Dada …?

A veces el paso al lado malvado se simboliza con metáforas que hacen referencia a la luz. Los personajes perversos suelen moverse a sus anchas en la oscuridad de la noche, mientras que se encuentran fuera de su elemento frente a la luz del día. Un claro ejemplo cinematográfico es el hecho de que los vampiros mueran cuando son alcanzados por la luz del sol. Muchas películas de terror suelen acabar con escenas en las que el protagonista debe luchar con el villano en un lugar totalmente oscuro ("El silencio de los corderos", "REC", "28 semanas después"...). Evidentemente, esto simboliza la idea de que la maldad humana suele esconder sus oscuras intenciones para poder salirse con la suya. En Star Wars, Palpatine y los Sith ocultan durante años su plan para hacerse con el poder y así logran engañar a todo el mundo, incluidos los jedis. De hecho, los sith se definen a sí mismos como adoradores de "el lado oscuro". Es inolvidable el tratamiento que Murneau dió a las sombras del vampiro en su película "Nosferatu".

Los personajes de C3PO y R2D2 los creó Lucas inspirándose en dos secundarios cómicos de la película "La fortaleza escondida" de Akira Kurosawa. C3PO tiene una función parecida a la que tenía el coro en las obras griegas (comentar con la audiencia todos los hechos que van ocurriendo en la aventura). También se asemeja al clásico bufón de las obras de Shakespeare. Este bufón puede, a veces, ser la voz que exprese con más certeza la situación (el viejo Mose en "Centauros del desierto"). Lucas introdujo un nuevo bufón (Jar Jar Binks) en el guión del Espisodio I. Este personaje cómico no ha gustado mucho a los fans porque sus chistes de patoso no tienen ninguna relación con la trama principal de la historia. R2D2, por su parte, es similar al personaje del heraldo o mensajero griego, que era el encargado de llevar noticias importantes al héroe para motivar así el desarrollo de la historia.

Padme acaba siendo un personaje tipo "santo inocente". Es decir, es una buena persona que muere por los efectos del mal, ya sea de forma directa o indirecta. Shakespeare era muy dado a poner un personaje de este tipo en sus tragedias (Cordelia en "El rey Lear", Ofelia en "Hamlet", Desdémona en "Otelo"…). De hecho, el cuerpo de Padme tiene, en su entierro, un cierto parecido a la Ofelia del cuadro de Millais.

Como podemos ver, para Campbell la cultura de los pueblos no es el resultado de una creación de las masas, como suele pensarse. Son unos pocos individuos (los héroes) los que son capaces de salir de las normas y límites establecidos por su sociedad e ir más allá para ampliar (o reducir) los conocimientos de su pueblo. Así es como las culturas avanzan (o retroceden): por el impulso de un solo héroe. Algo de razón debe tener Campbell, ya que si vemos las culturas que en el 2007 pueblan la tierra nos encontramos con que la mayoría de ellas están basadas en la ideología que un solo hombre fundó: Moisés para los judíos, Jesucristo para los cristianos, Mahoma para los islámicos, Buda para los budistas. Curiosamente, este sistema puede provocar retrocesos culturales tal y como, en mi humilde opinión, supuso para Occidente la introducción del cristianismo, con todo su masoquismo autodestructivo de fondo como modelo de conducta.

Con toda esta base mítica, Lucas ha escrito una historia en la que nos muestra como el bien y el mal que habitan dentro del corazón de todo hombre permanecen en un difícil equilibrio, que puede llegar a romperse en cualquier momento. Una historia en la que vemos como el egoísmo lleva al hombre a la agresividad, la violencia y el deseo de dominar a los demás. Resulta muy interesante comprobar la enorme similitud que existe entre las teorías del psicólogo Erich Fromm acerca de la biofilia-necrofília del ser humano con las ideas acerca de "la fuerza" que se plantean en el guión de Lucas. También es significativo como las teorías de Fromm coinciden con las de Campbell al identificar, ambos, los sistemas fascistas de gobierno con las culturas influenciadas por las religiones monoteístas. La imagen del único Dios Todopoderoso es traspasada simbólica y afectivamente a la del Dictador político omnipotente. Si a alguien le interesa este tema puede consultar los libros: "Anatomía de la destructividad humana", "Ética y psicoanálisis" y "El miedo a la libertad" de Fromm; y "Las máscaras de Dios" de Cambpell. Decía un veda: "La verdad es solo una, los sabios solo le dan diferentes nombres".

Se puede reprochar a este Episodio III que la transformación de Anakin al lado oscuro es bastante light. Resulta poco creíble que un hombre pase de ser un poco chulito y soberbio a convertirse en un monstruo asesino de una forma tan rápida e incoherente. Éste era el plato fuerte de la historia y George Lucas debió echar mucha más carne en el asador. A veces, Lucas parece dar a entender que es el amor el que pierde a Anakin; cuando debe ser solo la codicia la que motive su comportamiento. Al lado oscuro no se entra por amor, se llega por egoísmo. Frente a este mediocre Anakin nos encontramos con un soberbio Canciller Palpatine interpretado por Ian McDiarmid. Un monstruo con dos caras: la de responsable hombre de Estado y la de canalla capaz de engañar al mismo demonio. Viendo a este siniestro personaje no queda más remedio que pensar en Hitler y en Stalin. Los hombres más malvados de la historia de la humanidad ha sido expertos en ocultar sus ansías de destrucción y de poder absoluto bajo los más nobles disfraces. Si alguien quiere hacer algo malo es necesario esconderlo para que los demás no puedan darse cuenta y evitarlo.

La descripción de cómo Palpatine, en plan caballo de Troya, derriba desde dentro la democracia e instaura una dictadura fascista es, sin duda, lo mejor de esta película. Lucas nos describe uno de los trucos más viejos usados por los dictadores para subir y mantenerse en el poder: inventarse un enemigo externo. Tal y como George Orwell narraba en "1984" las dictaduras suelen crear enemigos imaginarios (Godstein) y mantener constantes guerras provocadas artificialmente (Eurasia, Asia Oriental) para justificar el poder absoluto y la represión de todo oponente político interno. Es lógico que en situaciones excepcionales, como la guerra, el poder se concentre en un reducido grupo con capacidad para decidir rápidamente. Todo aquel que disiente de las órdenes de este grupo es considerado traidor y colaborador del enemigo, por lo que se le puede ejecutar. Esta trampa es la que utiliza Palpatine para eliminar las leyes democráticas y condenar a muerte a todos los jedis. Los jemeres rojos utilizaron exactamente la misma argucia para mantener a la población camboyana bajo un sistema de terror constante. Todo aquel que no obedecía lo que se le ordenaba era considerado espía del enemigo Vietnam y, por ello, era torturado y ejecutado. Stalin era otro especialista en ejercer este terror por medio de innumerables purgas internas que lavaban al URSS de "traidores" a la patria y colaboradores de los enemigos europeos. No queda, sin embargo, muy bien expuesta la inquietante idea que Lucas expone acerca de que los pueblos y los sistemas políticos acaban suicidándose cuando la corrupción está generalizada en ellos. Como dijo el historiador William Durante: "ninguna civilización es conquistada por otra sin que antes tenga lugar su propia autodestrucción".

La creación artificial de un enemigo tiene, además, otra función para los dictadores: la de provocar el sadismo encubierto en la población. El dictador convence al pueblo de que hay un rival que estaba buscando la destrucción del país. El contrincante es malvado, cruel y responsable de todos los crímenes conocidos en el universo. El deber de todo buen ciudadano es, por tanto, defender su patria del futuro y "seguro" ataque de este enemigo perverso. Mal hombre es el que no colaboraba en el exterminio de los demonios extranjeros. De esta forma, el dictador lava el cerebro de sus súbditos y los convierte en sádicos asesinos mientras en su conciencia creen estar cumpliendo su deber. Orwell lo describe muy bien en 1984 cuando narra como está mal visto por la sociedad el no asistir a los "2 minutos del odio, el no ir a las ejecuciones masivas de los enemigos y traidores, o el no regodearse en las muertes que aparecen en las películas de guerra. Es el todo del revés o "doble-pensamiento" que tan bien describe Orwell: "la guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza".

La mayor crítica que se puede hacer a la saga de Star Wars son dos incongruencias bastante grandes de George Lucas. Primera: su odio hacia las máquinas. En Star Wars las máquinas aparecen constantemente como una amenaza contra el hombre. Lucas es un convencido defensor de la vida campestre. El malvado Imperio Galáctico, con sus innumerables robots asesinos, aparece siempre como una amenaza a la idílica vida natural del campo. Y esto lo afirma un hombre que siempre ha estado obsesionado por utilizar toda nueva tecnología digital que haya en el mercado para hacer efectos especiales. Este temor a las máquinas ha sido expuesto en multitud de guiones cinematográficos (2001 Odisea Espacial, Juegos de guerra, Terminator, Matrix...). Evidentemente, las máquinas no son buenas ni malas, sino que es bueno o malo el uso que el hombre hace de ellas. El mismo Lucas ha declarado ser consciente de todo ello, y más aún, cuando es el robot R2D2 quien suele sacar a los jedis de sus apuros. Segunda incongruencia: en Star Wars los comerciantes y los banqueros aparecen siempre como aliados del mal. En fin, creo que no vale la pena recordar que Lucas ha sido el gurú del merchandising y que ha ganado montañas de dólares que, evidentemente, guardará en algún banco a buen recaudo.

En relación a los actores: el acartonado Hayden Christensen no acaba de encajar en el papel de Anakin. Natalie Portman está bien (¿ha estado mal alguna vez?). Ewan McGregor está más que bien. Ian McDiarmid, como emperador, está que se sale. Samuel L. Jackson impone con su sola presencia.

Al final habrá que darles la razón al señor Lucas y al señor Campbell y reconocer que no hay cosas más verdaderas que los mitos y los símbolos. Los hombres solemos ir por la vida ocultando lo que realmente somos. Los personajes de Star Wars se nos presentan como símbolos de todo lo que hay en lo más profundo de nuestro interior. ¿Será por eso por lo que nos parecen tan auténticos?.
__

Resumen de los personajes que suelen aparecer en el Mito del Héroe:

-El héroe: restaura el equilibrio el mundo ordinario.
-El mentor: guía al héroe.
-El guardián del umbral/el egoísta: pone trabas al héroe en su camino.
-El heraldo: trae mensajes que mueven la acción.
-El traidor/el cambiante: engaña al héroe para evitar que cumpla su misión.
-La sombra/el villano: destruye y trata de impedir que el héroe logre su cometido.
-El santo inocente: la buena persona que muere por los efectos del mal.
-El bufón: personaje cómico que, a veces, puede ser la voz que mejor describe la situación.

Notas:
-La tendencia de las personas egoístas a tratar a los demás como objetos de su propiedad y no como seres humanos libres se puede ver en algunos rituales sado-masoquistas en los cuales el amo inmoviliza físicamente al esclavo y lo convierte en un utensilio (silla, lámpara etc..), que usa a su antojo.
-En Star Wars también podemos encontrar influencias del taoísmo y del escritor Lajos Egri, autor de "The art of dramatic writing". Estudiar esto sería tema para otro comentario.
-Se ha hecho tradicional en la narrativa anglosajona incluir la sílaba "mor" en el nombre de personajes malvados y lugares demoníacos (Mordred y Morgana en la leyenda del Rey Arturo; Lord Valdemort en Harry Potter; la bruja Bavmorda en Willow; Morgoth, Mordor, Morannon, Moria en Tolkien...). Lo más probable es que esto se deba a que la sílaba "mor" suena parecido a la palabra francesa muerte: "mort".

Si alguien le interesa ampliar este tema, además de los libros de Campbell puede leer:
"El viaje del escritor" de Christopher Vogler
"Guión de aventura y forja del héroe" de Antonio Sánchez Escalonilla.
"Myth and the movies" de Stuart Voytilla.
"The art of dramatic writing" de Lajos Egri.
Libros taoistas: "Tao Te Ching", "Wen Tzu".

Fuente: David Dobel

La casita de chocolate

Versión de los hermanos Grimm, corregida por Gardek Mon.

En un bosque muy grande vivía una anciana bruja llamada Martia McCaindi. La señora McCaindi había conseguido conjurar su casa para transformar sus paredes en pan de jengibre y cubierta de bizcocho, las ventanas de caramelo, y demás dulces por toda la casa. Pero he aquí que hacia mediodía estaba ella cocinando profusamente porque esperaba visita cuando por la ventana vio acercarse un hermoso pajarillo, blanco como la nieve, seguido por un niño y una niña. Su aspecto era sucio y despeinado, por lo que daba la sensación de que llevaban varios días perdidos en el bosque, hambrientos sin duda.

- ¡Mira qué bien! –oyó exclamar al niño-, aquí podremos sacar el vientre de mal año. Yo comeré un pedacito del tejado; tú, Gretel, puedes probar la ventana, verás cuán dulce es.

Se encaramó el niño al tejado y rompió un trocito para probar a qué sabía, mientras su hermanita mordisqueaba en los cristales. Entonces la señora McCaindi decidió no asustarlos y dijo desde el interior: «¿Será acaso la ratita la que roe mi casita?» Pero los niños respondieron: «Es el viento, es el viento que sopla violento». Y siguieron comiendo sin desconcertarse. Hänsel, -como lo llamó su hermana- que encontraba el tejado sabrosísimo, desgajó un buen pedazo, y Gretel sacó todo un cristal redondo y se sentó en el suelo, comiendo a dos carrillos. Abrió entonces la puerta, y salió apoyándose en una muleta, pues sufría de los huesos. Los niños se asustaron de tal modo, que soltaron lo que tenían en las manos; pero la señora, meneando la cabeza, les dijo:

- Hola, pequeñines, ¿quién os ha traído? Entrad y quedaos conmigo, no os haré ningún daño.

Y, cogiéndolos de la mano, los introdujo en la casita, donde había servida una apetitosa comida: leche con bollos azucarados, manzanas y nueces. Después los llevó a dos camitas con ropas blancas, y Hänsel y Gretel se acostaron en ellas, creyéndose en el cielo. La señora McCaindi demostró ser muy buena y amable, a pesar de su aspecto, con los ojos rojizos y ser corta de vista.

Levantóse muy de mañana, antes de que los niños se despertasen, y, al verlos descansar tan plácidamente, con aquellas mejillitas tan sonrosadas y coloreadas, murmuró entre dientes: «He de ayudar a estos pequeños muggles a regresar a su hogar, pero no sin antes hacerles recuperar su salud.». Y, agarrando a Hänsel con su mano seca, llevólo a un pequeño establo muy bien acondicionado, donde podía jugar y descansar cuanto quisiese, y lo dejó allí. Gritó y protestó el niño con todas sus fuerzas, pero la señora McCaindi no comprendía por qué. Dirigióse entonces a la cama de Gretel y despertó a la pequeña, todo lo cuidadosamente que pudo y le dijo:

- Levántate, niña, ve a buscar agua y guisa algo bueno para tu hermano; lo tengo en el establo y quiero que engorde.

Gretel se echó a llorar amargamente, al parecer, malinterpretando los mandatos de la bruja. Desde entonces a Hänsel le sirvieron comidas exquisitas, ya que tenía mucho peor aspecto que Gretel, quien también recibía cuanto pedía. Además, viendo que la niña se manejaba bien en la cocina, le pidió que cocinara las ventanas y demás trozos de su casa que se habían comido.

Todas las mañanas bajaba la vieja al establo, preocupada por su estado de salud, y decía:

- Hänsel, saca el dedo, que quiero saber si estás gordo.

Pero Hänsel, en vez del dedo, sacaba un huesecito, y la señora, que tenía la vista muy mala, pensaba que era realmente el dedo del niño, y todo era extrañarse de que no engordara. Cuando, al cabo de cuatro semanas, vio que Hänsel continuaba tan flaco, perdió la paciencia y no quiso aguardar más tiempo para avisar al Ministerio de Magia de su precario estado de salud:

- Anda, Gretel -dijo a la niña-, a buscar agua, ¡ligera! Esté gordo o flaco tu hermano, mañana os llevaré.

¡Qué desconsuelo el de la hermanita, cuando venía con el agua, y cómo le corrían las lágrimas por las mejillas! ¡A saber qué entendería!

- ¡Basta de lloriqueos! –le dijo la bruja, sin paciencia tras casi un mes aguantando sus incomprensibles lloros-; de nada han de servirte. Harías mejor en hacer lo que te digo.

Por la noche, Gretel hubo de salir a llenar de agua el caldero y encender fuego, pues la señora pretendía preparar algo para el viaje.

- Primero coceremos pan -dijo la bruja-. Ya he calentado el horno y preparado la masa -.

Y llevó a la niña hasta el horno, de cuya boca salían grandes llamas.

- Mira a ver si está bastante caliente para meter el pan –le pidió la señora McCaindi.

Pero Gretel, creyendo sin duda que su intención era cerrar la puerta del horno cuando la niña estuviese en su interior, asarla y comérsela, dijo:

- No sé cómo hay que hacerlo; ¿cómo lo haré para entrar?

- ¡Habráse visto! -replicó la bruja-. Bastante grande es la abertura; yo misma podría pasar por ella -y, para demostrárselo, se adelantó y metió la cabeza en la boca del horno.

Entonces Gretel, de un empujón, la precipitó en el interior y, cerrando la puerta de hierro, corrió el cerrojo. ¡Allí era de oír la de chillidos que daba la bruja! ¡Qué gritos más pavorosos! Pero la niña echó a correr, y la señora McCaindi a punto estuvo de morir quemada miserablemente, si no fuera porque consiguió aparecerse fuera del horno luchando contra su pánico. Corrió Gretel al establo donde estaba encerrado Hänsel y le abrió la puerta, exclamando:

- ¡Hänsel, estamos salvados; ya está muerta la bruja!

Saltó el niño afuera, como un pájaro al que se le abre la jaula. ¡Qué alegría sintieron los dos, y cómo se arrojaron al cuello uno del otro, y qué de abrazos y besos! Y como ya nada tenían que temer, recorrieron la casa de la bruja, y en todos los rincones encontraron cajas llenas de perlas y piedras preciosas.

- ¡Más valen éstas que los guijarros! -exclamó Hänsel, llenándose de ellas los bolsillos. Y dijo Gretel:

- También yo quiero llevar algo a casa -y, a su vez, se llenó el delantal de pedrería.

- Vámonos ahora -dijo el niño-; debemos salir de este bosque embrujado.

Al ver que se llevaban las joyas de su familia, la señora McCaindi, que acaba de salir de la cocina, sacó su varita y les lanzó un hechizo aturdidor para evitar que aquellos muggles pusieran en peligro el Estatuto Internacional del Secreto, con tan mala fortuna que rebotó en el espejo que había junto a la puerta y le dio de lleno a ella misma, cayendo al suelo desmayada.

Al despertar, decidió deshacer el hechizo de su casa encantada para evitar atraer a más niños muggles y mudarse tan pronto como pudiera.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

FINIS

Las 100 primeras medidas que tomaré cuando sea el Señor del Mal

  1. Mis Legiones del Terror llevarán cascos con visera transparente, no opaca.
  2. Los conductos de ventilación de mis instalaciones serán demasiado pequeños como para que se pueda pasar por ellos, ni siquiera a rastras.
  3. Mi noble hermanastro (cuyo trono usurpé) será liquidado y no permanecerá cautivo anónimamente en una celda olvidada de mis calabozos.
  4. Morir acribillados no es demasiado bueno para mis enemigos.
  5. El artefacto origen de mi poder no estará guardado en la Montaña de la Desesperación que hay más allá del Río de Fuego, ni lo custodiarán los Dragones de la Eternidad. Estará en mi caja fuerte. Lo mismo se aplicará al objeto que representa mi única debilidad.
  6. No me regodearé de mis enemigos capturados antes de matarles.
  7. Cuando haya capturado a un adversario y éste me diga: "Antes de matarme, explícame de qué va todo esto", le diré que no y le mataré. Bien pensado, le mataré y después le diré que no.
  8. Después de secuestrar a la bella princesa, nos casaremos de inmediato en una discreta ceremonia civil, y no en un espectáculo lujoso que tarde en organizarse las mismas tres semanas que precisa la fase final de mi plan.
  9. No dispondré de un mecanismo de autodestrucción a menos que sea absolutamente necesario. Si finalmente resulta necesario, no será un botón rojo de grandes dimensiones rotulado "Peligro: no apretar" sino que dicho botón, al ser apretado, disparará un chorro de proyectiles contra quien haya sido lo bastante idiota como para hacerlo. De forma similar, el interruptor principal no estará marcado como tal.
  10. No interrogaré a mis enemigos en mi sancta sanctorum. Un hotelito bien alejado de mis fronteras servirá.
  11. Actuaré con precaución pese a mi superioridad, y por lo tanto no precisaré demostrarla dejando pistas en forma de acertijos, o dejando con vida a mis débiles enemigos porque no representan amenaza alguna.
  12. Uno de mis consejeros será un niño (normal) de cinco años. Cualquier fallo que él sea capaz de encontrar en mis planes será corregido de inmediato.
  13. Todos mis enemigos muertos serán incinerados, o por lo menos se les acribillará, no se les dejará por muertos en el fondo de un precipicio. Ni el anuncio de su muerte ni el de la subsiguiente celebración tendrán lugar hasta después de una cosa u otra.
  14. El héroe no tiene derecho a un último beso, cigarrillo, ni ningún otro tipo de último deseo.
  15. Jamás emplearé ningún artefacto con un reloj digital de cuenta atrás. Si tal artilugio es absolutamente inevitable, dispondré que se active cuando el contador marque 117 y el héroe aún esté poniendo su plan en marcha.
  16. Jamás pronunciaré la frase: "Antes de matarte, hay algo que quiero saber"
  17. Cuando contrate consejeros, de vez en cuando haré caso de sus consejos.
  18. Nunca tendré un hijo. Aunque su patético y mal planificado intento de usurparme el poder fracasará con facilidad, podría resultar una distracción fatal en un momento crítico.
  19. Nunca tendré una hija. Sería tan bella como malvada, pero con una simple mirada al héroe traicionaría a su propio padre.
  20. A pesar de que están demostrados sus efectos para reducir el stress, no prorrumpiré en risas maníacas. Cuando uno está ocupado en ello, es fácil no darse cuenta de sucesos inesperados que un individuo más atento notaría de inmediato.
  21. Contrataré a un diseñador de talento a fin de que cree uniformes originales para mis Legiones del Terror, en lugar de copiar los de las tropas de asalto Nazis, las legiones Romanas o las salvajes hordas Mongolas. Todos ellos acabaron siendo derrotados y yo quiero para mis tropas una actitud más positiva.
  22. No importa cuánto me pueda tentar la posibilidad de adquirir un poder ilimitado, nunca consumiré un campo de energía mayor que mi cabeza.
  23. Guardaré cierta cantidad de amas de baja tecnología y mis tropas estarán entrenadas en su uso. De esta forma, incluso si los héroes consiguen neutralizar mi generador de energía y/o convertir en inútiles las armas de energía estándar, mis tropas no serán arrolladas por un puñado de salvajes armados de palos y piedras.
  24. Seré consciente en cada momento de mis puntos fuertes y débiles. Incluso si ello le quita gracia al trabajo, por lo menos nunca pronunciaré la frase: "¡No puede ser! ¡SOY INVENCIBLE! (después de la cual la muerte suele ser instantánea)".
  25. No importa lo bien que pueda llegar a funcionar, jamás construiré ningún tipo de maquinaria que sea completamente indestructible salvo por un pequeño y virtualmente inaccesible punto débil.
  26. No importa lo atractiva que pueda ser cierta componente de la Rebelión, probablemente habrá alguna otra igual de atractiva y que no quiera matarme. Por lo tanto, me lo pensaré dos veces antes de hacerme enviar una prisionera al dormitorio.
  27. Jamás construiré un solo ejemplar de algo importante. Todos los sistemas importantes tendrán paneles de control y suministro de energía alternativos. Por la misma razón, siempre llevaré encima por lo menos dos armas cargadas en todo momento.
  28. Mi monstruo mascota estará guardado en una jaula reforzada, de la que no pueda escapar y en la que yo no pueda caer accidentalmente.
  29. Me vestiré con ropajes brillantes y agradables, para confundir al enemigo.
  30. Todos los conjuradores tartamudos, escuderos torpes, bardos sin talento y ladrones cobardes del país serán ajusticiados cautelarmente. Así, privados del contrapunto cómico a los momentos de angustia, mis enemigos se darán por vencidos y abandonarán su causa.
  31. Todas las camareras pechugonas e inocentes del reino serán sustituidas por otras que sean planas y estén de vuelta de todo, para que no puedan proporcionar refuerzos inesperados y/o ocasiones románticas al héroe o a su ayudante.
  32. No me dejaré llevar por la ira, matando a un mensajero que trae malas noticias, sólo para demostrar lo malo que soy: los buenos mensajeros son difíciles de encontrar.
  33. No haré que las oficialas de alto rango de mi organización lleven corpiños de acero. La moral mejora con un uniforme menos rígido. De igual forma, el cuero negro ceñido quedará reservado para el uniforme de gala.
  34. No me convertiré en serpiente. Nunca ayuda.
  35. No me dejaré perilla. En otros tiempos te hacía parecer diabólico, pero hoy en día tan solo pareces un miembro disidente de la Generación X.
  36. No mantendré presos a miembros del mismo grupo en el mismo bloque de celdas (ni por supuesto en la misma celda). Si son prisioneros importantes, la única llave de la celda la llevaré encima en lugar de dar copias de la llave a todos los guardias de la cárcel.
  37. Si mi lugarteniente de confianza me informa de que mis Legiones del Terror están perdiendo una batalla, le creeré. Después de todo, es mi lugarteniente de confianza.
  38. Si un enemigo que acabo de matar tiene un hermano menor o cualquier tipo de descendencia en cualquier lugar, lo haré encontrar y matar de inmediato, en lugar de esperar a que crezca abrigando sentimientos de venganza contra mí cuando yo sea anciano.
  39. Si es imprescindible cabalgar a la batalla, está claro que no cabalgaré al frente de mis Legiones del Terror, ni buscaré el combate singular con el líder de mis oponentes.
  40. No seré ni deportivo ni caballeroso. Si dispongo de un arma imparable, la utilizaré lo antes posible y tan a menudo como sea posible, en lugar de mantenerla en reserva.
  41. Una vez mi poder esté asegurado, destruiré todos esos molestos artefactos para viajar por el tiempo.
  42. Cuando capture al héroe, me aseguraré de capturar también a cualquier perro, mono, hurón u otro animal asquerosamente adorable, capaz de desatar sus cuerdas o llevarle las llaves, que lleve consigo.
  43. Mantendré una saludable dosis de escepticismo cuando capture a la bella rebelde y ella afirme lo atractivo que encuentra mi poder y mi buen tipo, así como que de buena gana traicionaría a sus compañeros si tan solo le explicara mis planes.
  44. Sólo contrataré cazadores de recompensas que trabajen por dinero. Los que lo hacen por el placer de la caza son propensos a hacer tonterías como igualar las fuerzas para darle al otro una oportunidad.
  45. Me aseguraré de entender claramente quién es responsable de qué en mi organización. Por ejemplo, si mi general falla estrepitosamente, no sacaré mi arma y le apuntaré a él diciéndole: "Éste es el precio del fracaso", para después darme la vuelta y matar a otro sicario al azar.
  46. Si un consejero me dice: "Señor, sólo es un hombre. ¿Qué puede hacer un hombre solo?", le responderé "Esto" y le mataré.
  47. Si me entero de que un joven amargado ha decidido destruirme, le mataré mientras sea un joven resentido en lugar de esperar a que madure.
  48. Trataré a cualquier bestia a la que controle por medios mágicos o tecnológicos con respeto y amabilidad, para que si alguna vez se escapa no venga a por mí de inmediato en busca de venganza.
  49. Si consigo averiguar el paradero del único artefacto que puede destruirme, no enviaré todas mis tropas a buscarlo. En vez de eso, les enviaré a buscar otra cosa y pondré un anuncio clasificado en el periódico local ofreciendo por él un buen precio.
  50. Mis ordenadores principales tendrán su propio sistema operativo especial, completamente incompatible con los portátiles tanto IBM como Macintosh.
  51. Si uno de los guardias de mis calabozos empieza a expresar su preocupación sobre las malas condiciones de la celda de la princesa, le trasladaré de inmediato a un puesto menos orientado a las personas.
  52. Contrataré a un grupo de arquitectos, aparejadores y topógrafos para que examinen mi castillo y me informen de cualquier pasaje secreto y túnel abandonado que yo pudiera ignorar.
  53. Si la bella princesa que he capturado dice: "!Nunca me casaré contigo!, ¿lo oyes? ¡Nunca!", le contestaré: "vale" y la mataré.
  54. No haré un trato con un ser demoníaco y después intentaré romperlo sólo por llevarle la contraria.
  55. Los mutantes deformes y los pirados tendrán cabida en mis Legiones del Terror. Sin embargo, antes de enviarlos a una misión que requiera tacto y sutileza miraré primero si dispongo de alguien igualmente cualificado y que llame menos la atención.
  56. Mis Legiones del Terror estarán entrenadas en puntería básica. Todo el que no pueda darle a un blanco de tamaño humano a 10 metros será utilizado como blanco de tiro.
  57. Antes de utilizar maquinaria o artefactos capturados me leeré cuidadosamente las instrucciones.
  58. Si hay que escapar, no me pararé a hacer una pose dramática ni a recitar una frase lapidaria.
  59. Jamás construiré un ordenador más inteligente que yo.
  60. Mi consejero de cinco años probará todos los códigos. Si los descifra en menos de 30 segundos, no los usaré. Nota: esto también se aplicará a las contraseñas.
  61. Si mis consejeros me preguntan: "¿Por qué arriesgarlo todo en un plan tan descabellado?", el plan no será puesto en práctica hasta que disponga de una respuesta que les satisfaga.
  62. Diseñaré los salones de las fortalezas sin concavidades ni apoyos estructurales sobresalientes que permitan parapetarse detrás a posibles intrusos.
  63. La basura se eliminará quemándola, no aplastándola, y los incineradores se mantendrán uniformemente calientes, sin ninguna tontería como chorros de llamas que atraviesan túneles accesibles a intervalos predecibles.
  64. Me visitaré con un psiquiatra de prestigio que me cure de toda fobia inusual y de todo hábito compulsivo que puedan constituir una desventaja.
  65. Si tengo que disponer de ordenadores con terminales públicos, los mapas que de mi complejo salgan en ellos tendrán una sala claramente marcada como "Sala principal de control", que en realidad será la cámara de ejecuciones. La sala principal de control estará marcada como "Depósito de residuos líquidos".
  66. Mis teclados de seguridad serán en realidad escáners de huellas dactilares. Cualquiera que vea a alguien marcar una secuencia de botones o eche polvo en el teclado para ver qué botones se han pulsado y después trate de entrar repitiendo la secuencia, disparará la alarma.
  67. No importa cuántos cortocircuitos haya en el sistema, mis guardas tratarán todo fallo de una cámara de seguridad como una emergencia.
  68. Perdonaré la vida de alguien que haya salvado la mía en el pasado; esto es razonable porque anima a otros a hacerlo. Sin embargo, la oferta sólo vale una vez. Si quieren que les perdone la vida de nuevo, que salven de nuevo la mía.
  69. En mi reino estarán prohibidos los partos a domicilio. Todos los bebés tendrán que nacer en hospitales del Estado. Los huérfanos serán criados en casas de acogida, no abandonados en los bosques para que los crien criaturas salvajes.
  70. Cuando mis guardias se dividan para buscar intrusos, siempre irán en grupos de por lo menos dos, y estarán entrenados para que, si uno desaparece misteriosamente mientras patrulla, el otro dé la alerta de inmediato y pida refuerzos, en lugar de asomar por una esquina con cara de alelado.
  71. Si decido probar la lealtad de un lugarteniente para ver si se puede confiar en él, tendré una escuadra de tiradores de élite a mano por si la respuesta es no.
  72. Si todos los héroes están juntos alrededor de un extraño aparato y comienzan a insultarme, sacaré un arma convencional en lugar de mi arma invencible.
  73. No accederé a que los héroes tomen parte en un concurso amañado en el que se jueguen la libertad, aunque mis consejeros me juren que es imposible que lo consigan
  74. Cuando cree una presentación multimedia de mis planes, diseñada para que mi consejero de cinco años pueda entender fácilmente los detalles, no rotularé el disco "Operación Señor del mal", ni lo olvidaré encima de mi mesa.
  75. Enseñaré a mis Legiones del Terror a atacar al héroe en masa, no de uno en uno ni de dos en dos.
  76. Si el héroe se sube al tejado, no correré tras él ni lucharé con el en un intento de tirarle abajo. Tampoco me enfrentaré con él en lo alto de un acantilado (lo del puente de cuerdas sobre un río de lava no es ni de recibo).
  77. Si sufro un ataque de locura temporal y decido darle al héroe la posibilidad de que rechace un puesto de lugarteniente de confianza, retendré la cordura suficiente como para proponérselo cuando mi lugarteniente de confianza no lo oiga.
  78. No le diré a mis Legiones del Terror: ""¡Traedmelo vivo!" sino "Intentad traerlo con vida si resulta razonablemente práctico".
  79. Si mi Máquina del Juicio Final dispone de un botón de inversión del efecto, una vez la haya utilizado con éxito la fundiré para hacer con el metal medallas conmemorativas de edición limitada.
  80. Si mis tropas más débiles no consiguen eliminar al héroe, enviaré a continuación a las mejores en lugar de perder el tiempo con otras progresivamente mejores conforme se vaya acercando a mi fortaleza.
  81. Si lucho con el héroe sobre una plataforma móvil, le he desarmado y estoy a punto de acabar con él, y en ese momento mira tras de mí y se echa al suelo, yo también me echaré al suelo en lugar de darme la vuelta con cara de tonto para ver qué es lo que ha visto.
  82. No dispararé a ninguno de mis enemigos si se encuentran frente a la única viga que soporta una estructura pesada, peligrosa y desequilibrada.
  83. Si ceno con el héroe, pongo veneno en su copa y después tengo que ausentarme de la mesa por alguna razón, pediré más bebida para ambos en lugar de tener que decidir si intercambiar o no las copas.
  84. Nunca mantendré cautivos de un sexo bajo la vigilancia de miembros del sexo opuesto.
  85. Nunca utilizaré planes cuya fase final sea horriblemente complicada, como por ejemplo: "Alinear las 12 Piedras del Poder en el Altar Sagrado y después activar el medallón en el momento preciso del eclipse total", sino que serán del tipo: "Apretar el botón".
  86. Me aseguraré de que mi Máquina del Juicio Final cumpla con las normas de seguridad y disponga de una toma de tierra.
  87. Mis tanques de productos químicos peligrosos permanecerán tapados cuando no se usen y bajo ningún concepto construiré pasarelas por encima de ellos.
  88. Si un grupo de sicarios fracasa estrepitosamente en una misión, no les abroncaré por su incompetencia para enviar a continuación al mismo grupo a probar de nuevo.
  89. Tras capturar la superarma del héroe, no desmovilizaré de inmediato a mis legiones ni relajaré mi guardia pensando que quien tenga el arma es invencible. Después de todo, el héroe tenía el arma y yo le vencí.
  90. No diseñaré mi Sala principal de control con todos los puestos de trabajo dando la espalda a la puerta.
  91. No ignoraré al mensajero que entra exhausto y obviamente agitado hasta acabar mi aseo personal o mi entretenimiento de ese momento. Podría ser algo urgente.
  92. Si hablo con el héroe por teléfono, en lugar de insultarle le diré que su enorme perseverancia me ha permitido darme cuenta de la futilidad de mis malas acciones, y que si me permite dedicarme unos meses a la contemplación en solitario, es muy probable que vuelva a la senda del bien (los héroes son increíblemente ingenuos en este aspecto).
  93. Si decido realizar una ejecución doble, con el héroe y un sicario que me falló o me traicionó, me aseguraré de que el héroe vaya el primero.
  94. Cuando detengan a alguien, mis guardias no le dejarán que coja una baratija inútil de valor puramente sentimental.
  95. Mis calabozos dispondrán de su propio equipo médico, con guardaespaldas y todo. De esa forma, si un preso se pone enfermo y su compañero de celda informa al guarda de que hay una emergencia, el guarda llamará al servicio médico en lugar de abrir la puerta para mirar.
  96. Los mecanismos de mis puertas estarán diseñados para que reventar el panel de control del exterior las selle y reventar el del interior las abra, y no al revés.
  97. Las celdas de mis calabozos no tendrán objeto alguno con superficies reflectantes, ni nada que se pueda deshilachar.
  98. Si una pareja atractiva entra en mi reino, seguiré atentamente sus actividades. Si son felices y afectuosos les ignoraré, pero si las circunstancias les han forzado a viajar juntos contra su voluntad, y se pasan el rato discutiendo y criticándose mutuamente excepto durante las ocasiones intermitentes en que uno salva la vida del otro, en cuyo momento hay indicios de tensión sexual, ordenaré de inmediato su ejecución.
  99. Cualquier dato de importancia crucial será reducido hasta ocupar un máximo de 1'44 Mb.
  100. Y finalmente, para mantener perpetuamente a mis súbditos en un estado de hipnosis, les proporcionaré a todos acceso libre e ilimitado a Internet.
Fuente: http://archiroleros.com/

sábado, 10 de mayo de 2008

Star Wars: The Clone Wars

Ayer se estrenó el tráiler de la nueva película de Star Wars. En la página web oficial incluso lo podéis descargar en HD, además del póster promocional:

Bicheando por la web, también podemos encontrar otras imágenes promocionales:


E incluso imágenes de calidad de la película:


Como podréis imaginar, HoloRed Estelar organizará algo especial para su estreno, el 29 de Agosto en España. Estad atentos a las noticias. ;)

lunes, 5 de mayo de 2008

Paralelismos

El 15 de diciembre de 2007 comencé en mi flog un especial sobre paralelismos en Star Wars. Para que nos entendamos, un "paralelismo" puede ser tanto una misma escena o situación, como un plano en el que se combinan de igual manera los mismos elementos, etc.
El mismo George Lucas habla en los comentarios de los DVD sobre cómo buscaba mostrar de diversas maneras en sus películas que la historia se repite una y otra vez.
Para el flog hice una selección de 30 paralelismos (hay muchos otros, por supuesto, pero quizá menos claros) más este bonus:

De aquellos 30 paralelismos hice otra selección con los que podías verse más claramente para hacer varios montajes en vídeo, que os muestro desde aquí:

Episodio 1:


Episodio 2:


Episodio 3 (Parte 1):


Episodio 3 (Parte 2):



Además, publicaron en la web oficial de Star Wars un artículo sobre los paralelismos de Star Wars con la saga de Harry Potter, cuya lista sería esta:
- Luke Skywalker y Harry Potter se quedaron huérfanos a causa de un Lord oscuro, creciendo con una gran curiosidad acerca de los padres que nunca conocieron.
- Ambos crecieron junto a sus tíos, siempre buscando una vida mejor (los Lars y los Dursley).
- Los villanos cambian su nombre al pasarse al lado oscuro (Anakin por Darth Vader y Tom Ryddle por Lord Voldemort).
- El Emperador y Voldemort están obsesionados con la inmortalidad, llegando a regresar de la muerte para continuar su búsqueda de la vida eterna y el poder ilimitado.
- Tanto Luke como Harry tienen un amigo y una amiga que al principio se llevan mal y se meten el uno con el otro, pero que terminan casándose, después de años ocultando sus verdaderos sentimientos (Han y Leia; Ron y Hermione).
- Estar cerca de los protagonistas puede ser peligroso: ambos tuvieron profesores que fueron asesinados (Obi-Wan y Dumbledore), amigos congelados por los enemigos (Han Solo en carbonita y Hermione por el basilisco) y parientes que cayeron en fuego cruzado (Mara Jade fue asesinada por Jacen Solo y Sirius Black por Bellatrix Lestrange).
- Luke y Harry, como sus padres antes que ellos, eran grandes pilotos (si es que se puede "pilotar" una escoba) con talentos especiales que usaban antes de descubrir sus habilidades ocultas.
- Ambos sufrieron una serie de heridas físicas que les dejaron cicatriz (el ataque del Wampa y la pérdida de la mano en Ciudad Nube; la cicatriz en forma de rayo y el resultado del castigo de Dolores Umbridge que decía "no debo decir mentiras").
- Luke y Harry conocieron a varios personajes de escasa altura que juegan un importante papel en la trama (los jawas, los ewoks, Yoda...; el profesor Flitwick, los gnomos de Gringotts, los elfos domésticos...), siendo el actor Warwick Davis quien hizo de varios de ellos en ambas sagas.
- Ambos recibieron herencias de carácter místico de sus padres a manos de sus mentores (el sable de luz de Anakin y la capa de invisibilidad de James Potter).

Las Increíbles Mujeres de Star Wars

Tras el especial de Leia, he decidido dedicar una entrada en mi holocrón a algunos de los muchos personajes femeninos de Star Wars, que, por alguna razón, pasan bastante desapercibidos.
No es el caso de Padme, claro, pero es que es uno de los personajes protagonistas.


Otro personaje secundario importante es Mon Mothma (una de las muchas razones por las que elegí el apellido Mon para mi nick), senadora de Chandrila en la Antigua República, miembro de la Delegación de los 2000, una de los fundadores de la Alianza Rebelde, y la primera jefe de estado de la Nueva República.


La Maestra Jedi Luminara Unduli y su padawan Barriss Offee, cuyas acciones fueron muy importantes en el transcurso de las Guerras Clon.


La Maestra Jedi Shaak Ti, superviviente de la Orden 66, cuya próxima aparición será en The Force Unleashed.

La cazarrecompensas Zam Wessell, cuya misión era asesinar a la senadora Padme.


Aayla Secura, Caballero Jedi, twi'lek rutiana (lo que indica su color de piel), aprendiz de Quinlan Vos:


Adi Galia, miembro del Consejo Jedi.


Aurra Sing, antigua Jedi y más tarde cazarrecompensas especializada en Jedi.

Beru Whitesun Lars, esposa de Owen Lars y tía de Luke Skywalker, a quien cuida como a un hijo en su granja de Tatooine.


Las bailarinas de Jabba (Oola, Greeata Jendowanian, Rystáll Sant y Lyn Me), de diversas especies. En la variedad está el gusto, dicen.
Si queréis que dedique una entrada especial a algún otro personaje femenino de los muchos que me he dejado en el tintero, podéis pedirlo, ya sea aquí o en mi flog. ^^

domingo, 4 de mayo de 2008

El efecto stormtrooper

Es lo que tiene la Wikipedia, que encuentra uno de todo.

Como se suele decir: "eres mas lento que el caballo del malo". Y no le falta razón, ¿eh? xD

Leia Organa Skywalker

Hace tiempo quise hacer un especial de Leia en mi fotolog, dado que tenía varias imágenes interesantes, pero con la limitación de una al día y sin poder elegir entre ellas para hacer una "semana de Leia", lo pospuse hasta que se me ocurriera algo. Ahora, las muestro en mi blog, donde además, puedo incluir vídeos. ^^

Me encanta el contraste entre la opacidad de los soldados en blanco y negro puros con el coloreado de Leia:

En éste, destaco el impresionante coloreado, sombreado, editado, etc...

Esta imagen la usé para un wallpaper de la web de HoloRed Estelar, aunque hay otros.
Ésta la encontré en un artículo de la web oficial hace ya tiempo...

Uno de los grandes dibujos que adornan los blisters de las figuras Unleashed:
El futuro de Leia: la crisis del Nido Oscuro (o como quieran traducirlo cuando lo traigan a España).
Infinitos.
No es del cómic, pero es un "y si..." muy interesante.

Infinitos.
Lucha en Dagobah entre Leia (entrenada por Yoda) y su padre, Darth Vader.Infinitos.
Leia se pasa al Lado Oscuro.

Si queréis saber más sobre Leia, pasaos por su artículo de la Star Wars Wiki, aunque os recomiendo (por ahora) la versión de la Wookieepedia.

Como postre, una recopilación de secuencias con el tema de Leia: